Para 3 comensales

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

  1. Filetear las pechugas en función de lo gordo que quieras los filetes. Yo suelo congelar la carne antes de comérmela, así que las pechugas las saco y las empiezo a filetear cuando aún están parcialmente congeladas para hacerlo más fácil.
  2. Batir el huevo en un bol y pasar los filetes por el huevo. Asegúrate de que están bien mojados en el huevo.
  3. Echa un poco de pan rallado en un plato y después, échale una pizca de sal al filete y pásalo por el plato de pan rallado. El filete tiene que estar bien impregnado de pan rallado.
  4. Repite el proceso con todos los filetes.
  5. Sirve un poco de aceite de oliva en una sartén, y deja que se caliente. Entonces, pon los filetes en la sartén.
  6. Dales la vuelta cuando empiecen a estar dorados.